Este extraño suceso dio lugar en una desembocadura de las pozas de Lempira, Honduras.

Todo parecía un Día normal en Gracias, Lempira; Honduras. Cuando de repente la calma se rompió después de que un niño que caminaba a las orillas del pequeño río, llegó corriendo con su padre y le dijo que había un niño flotando en el río totalmente desnudo.

El hombre al escuchar semejante cosa salió corriendo para ir a ver de quién se trataba y si podía hacer algo para sacar al niño.

Cuando se acercó al lugar claramente vio un cuerpecito flotando sobre el agua, el niño trajo a más personas y todos se acercaron a ver; sin lugar a dudas no pudo faltar el curioso que tomó fotos con su celular mientras sacaban el cuerpo.

CLIC PARA LEER MÁS