Bebé fue comida viva por ratas gigantes mientras su madre estaba de fiesta

La madre regresó a su casa en Johannesburgo a la mañana siguiente y encontró los restos de su hija en una cama llena de sangre.

Ratas gigantes africanas, que pueden alcanzar el tamaño de un perro mediano, se comieron viva a una niña de tres meses que dormía en su casa sola mientras su madre salía de fiesta. Según informa The Daily Mail, el espeluznante suceso ocurrió en el municipio de Katlehong, en Johannesburgo, Sudáfrica.

Al llegar con ‘su nuevo novio’ a las 6:30 am, como indicó la dueña de la vivienda, Mama Sesi Mtshali, la madre encontró los restos de su bebé sobre la cama.

CARGAR MÁS

Comentarios